Entre el placer y el dolor

visualizaciones
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Cargando…
Reproducción automática

Letra de Entre el placer y el dolor

[Estribillo: Nach, Santiuve](x2)
Entre el placer y el dolor,
entre la flor y la espina,
entre la vida y la muerte la línea es fina.
Entre el miedo y el amor,
entre el rencor que nos contamina,
entre la paz y nuestra falta de autoestima.

[Santiuve]
Un placer y un dolor se alojan en mis hojas,
hojas venenosas como El nombre de la Rosa.
Para sacar la basura invertí en bolsa,
si aún alguna vez consigo ver su tez en los test de Rorschach.
Y a preguntas embarazosas
diré que mis neurosis tímidas y escandalosas,
me echaron tierra y crecí entre las baldosas
y me convertí en la flor que huele a nada y dice cosas.
En mi alcoba hay una toga y una soga más me ahoga.
No gané gratis ni un dólar, compuesto y sin polola.
A mil por hora, me dicen Ana y digo Lola.
Dicen ama y digo pola. Eso es lo que soy ahora.
Al margen de esta habilidad se gesta esta inestabilidad de vida,
mi debilidad deliberada
y puedo verme a mí en la grada, entre el público

Esperando un algo aceptando el nada.
Mordiéndome las yemas ya,
entre el yin y el yang, entre el fin y el plan
haciendo gárgaras con vino bueno, masticando pan,
poniéndome moreno
tirando a cian, tirando a cien
sin ninguno en la mano, mimando al clan.
Atando a cabos al azar y cayendo en la gracia.
La revolución empieza en uno, el secreto está en la masa.
Acepté mi soledad como volver a casa.
¿Por qué luchar contra mi sombra si me abraza?

[Estribillo: Nach, Santiuve](x2)
Entre el placer y el dolor,

entre la flor y la espina,
entre la vida y la muerte la línea es fina.
Entre el miedo y el amor,
entre el rencor que nos contamina,
entre la paz y nuestra falta de autoestima.

[Nach]
Cuando tantos te rodean y estás solo, no encuentras el modo
de escapar de un lodo que lo inunda todo.
Cuando te ven como a un rey pero no encuentras tronos
y tu autoestima te convierte en plastilina contra el plomo.
Hoy me asomo al precipicio dispuesto a vencer mi vértigo,
dispuesto a atar a mi yo cínico y escéptico,
A conversar junto a mi rostro en el espejo
solos los dos, a olvidar los contras y ver los pros.
Cometí mil errores, pero ¿quién no?
Crecí haciendo las maletas para escapar del invierno.
Ahora estoy desaprendiendo, limpiando mi armario,
honrando a quien me quiere sin pedirme nada a cambio.
Mis dudas fueron ogros, sus soplos me hicieron daño.
Mis logros fueron chorros de aire ante el desengaño.
Y convivo con él, aunque los años parezcan losas
y ciertas cosas te maten la fe. Y es que…
Tantas putadas dejó mi piel amputada,
tanta gente preocupada dice: ya no disfrutas con nada.
Rutas que acaban en la misma encrucijada siempre.
Reconstruyendo ese tente constantemente.
Hoy amanece y de repente olvido
que estuve herido,
vivo tranquilo aunque mi mente juegue conmigo.
El vencedor y el vencido discuten, eterna charla.
¿Por qué luchar contra mi sombra si puedo abrazarla?

[Estribillo: Nach, Santiuve](x2)
Entre el placer y el dolor,
entre la flor y la espina,
entre la vida y la muerte la línea es fina.
Entre el miedo y el amor,
entre el rencor que nos contamina,
entre la paz y nuestra falta de autoestima.

Vivimos divorciándonos de nuestro espíritu.

Reconciliándonos.

Reanimándonos al abrir un blog y pegarle fuego,
remando felices a contracorriente.

Incompletos pero felices.

Santiuve, Nach.
Vivimos abrazando nuestra sombra.
Arropados por nuestra sombra.

Te puede interesar


Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of

Con un lanzallamas a buscar a los del Ku Klux, van a arder sus sábanas, van a acabar negros. La vida tiene esa magia, que ironía

— Ayax